El dia 25 de mayo entró en vigor el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Una de las principales novedades de este nuevo Reglamento es que se necesita el consentimiento explícito y claro del usuario para poder continuar enviándole newsletters. Lo que se pretende con este requerimiento es acabar con el consentimiento por omisión. Pero, qué interpretación se hace de todo esto? Cómo afecta a las bases de datos de las empresas?

Haciendo 4 números, si una newsletter tiene un 25% de ratio de apertura / lectura, de 1000 usuarios, 250 abriran el mail, y cuántos contestarán afirmativamente? 3? 10? 50? Las empresas van a jugársela a perder el 90% de su base de datos? Las grandes marcas y sus asesores le han dado más de una vuelta!

El RGPD también dice que los tratamientos basados en el consentimiento iniciados antes de la aplicación del Reglamento seguirán siendo legítimos, siempre que este consentimiento se hubiera llevado a cabo mediante una manifestación o acción afirmativa tal como el RGPD requiere, por tanto, quien puede decir que un usuario hace unos meses o años no aceptó un consentimiento explícito? hay alguna manera de demostrarlo?

Por otra parte, hay marcas que han optado por conseguir el consentimiento tal y como la ley requiere y enviar una newsletter con un botón de confirmación. Estas son las que tienen claro, que al menos los suscriptores que les queden estarán realmente interesados en lo que ofrecen y aprovechan la ocasión para hacer limpieza de sus bases de datos. Muchas empresas nos han demostrado hasta dónde llega su creatividad para conseguir el SI!

Hace semanas que recibimos emails y newsletters informándonos de la entrada en vigor del nuevo Reglamento y la verdad es que las marcas se las han ingeniado de todas las maneras para conseguir mantener sus suscriptores … Noches de hoteles, iPads, iPhones, eReaders … Aquí os dejamos una recopilación!

 

Leave a comment