Seguro que estos días estáis hartos de leer y oír ofertas y promociones especiales seguidas de las palabras “Black Friday” y “Cyber Monday”. Pero qué implican estos términos? Por qué surgieron? Realmente le funciona a una empresa subirse al carro de esta tendencia?

 

¿Qué es el “Black Friday”?

 

El “Black Friday” o en traducción literal “viernes negro”, es el día en el que se inaugura de manera oficial la temporada de compras navideñas. Este fenómeno nació en Estados Unidos y se celebra siempre el día siguiente del famosísimo Día de Acción de Gracias.

Durante este día, los comercios ofrecen descuentos y promociones especiales para incentivar las ventas de cara a la campaña de Navidad. Debido a la evolución tecnológica, el funcionamiento de esta fiesta del consumismo también ha cambiado y se ha adaptado a los nuevos tiempos, pasando de estar presente sólo en las tiendas físicas a hacerlo en casi todas las tiendas online. Aunque la duración original del Black Friday es de 24h, ya son muchos los comercios que aprovechan para hacer semanas temáticas, eventos especiales y rebajas durante el fin de semana uniéndolo así con el “Cyber Monday”, el día dedicado sólo a ofertas online.

 

¿Por qué se llama “Black Friday”?

 

Encontramos diferentes historias sobre el nacimiento del nombre. Algunas explican que el nombre de “Black Friday” se originó en Filadelfia durante los años 60, cuando los agentes de policia de la ciudad, lo empezaron a utilizar en referencia a la marea de personas y coches que circulaban el día siguiente de Acción de Gracias, cuando la ciudad pasaba de estar desierta (ya que el Día de Acción de Gracias es festivo) a estar en pleno bullicio de un día laborable. Otros, explican que el nombre surge del hecho de que es en este día cuando los comercios comienzan a pasar de tener números rojos a números negros gracias al inicio de las compras de Navidad.

Actualmente este fenómeno se ha extendido y ya ha arraigado en muchos otros países que han visto en esta “celebración” una gran oportunidad para generar ingresos. En España, el “Black Friday” llegó en 2010 de la mano de Apple, que decidió rebajar un 10% todos los productos de su web. Aquel día hubo una avalancha de compras, pero aquellos resultados, quedan muy lejos de los alcanzados durante el “Black Friday” del año pasado, cuando se experimentó un crecimiento en ventas del 447% con respecto a cualquier otro día del mes de octubre.

 

¿Qué es el Cyber Monday?

 

El “Cyber Monday” se celebra el lunes tras el “Black Friday” y es un día dedicado a las compras por internet. Nació en Estados Unidos de la mano de dos ejecutivos que querían favorecer el comercio electrónico y activar las ventas navideñas en este canal. La invención de este término ha llevado a una consolidación del comercio electrónico y una oportunidad a las personas que por tiempo o compromisos, no pueden desplazarse hasta una tienda física para aprovechar los descuentos del “Black Friday”.

Aunque en sus inicios si que se trataba de dos términos más separados, actualmente el “Black Friday” y el “Cyber Monday” se confunden y muchas veces se juntan. El término “Cyber Monday” no ha arraigado tanto en los consumidores que asocian cualquier oferta y descuento de estas fechas en la gran fiesta del “Black Friday”.

 

¿Qué supone el “Black Friday” y el “Cyber Monday” para los comercios?

 

Cada vez son más las empresas que suben al carro del “Black Friday” y el “Cyber Monday” y se empiezan a frotar las manos de cara a las ventas de Navidad. Apuntarse supone un incremento de las ventas y una gran oportunidad para vaciar stock de temporadas pasadas y así hacer espacio para nuevos productos de temporada.

La gran mayoría de comercios ofrecen descuentos y ofertas, pero no siempre es fácil llegar a un precio atractivo para el cliente y a la vez beneficioso para el comercio. En muchas ocasiones se ha denunciado una inflación de precio días antes del “Black Friday” para entonces bajarlo el día en cuestión mostrando así, una gran bajada de precio respecto al precio anterior. Evidentemente, este tipo de prácticas penalizan a la empresa que, en unos tiempos de comunicación tan inmediata, tiene que luchar contra el usuario indignado que denuncia las malas prácticas en las redes.

 

Tanto si gusta como si no, es una celebración consumista que parece que ha llegado para quedarse! Tenéis la lista y los monederos a punto? 😝

Leave a comment